EL MANGRULLO


Año 1 Número 10 - 1 de mayo de 2001
Editora responsable: Raquel M. Barthe
mangrullo@sion.com
www.angelfire.com/stars/rbarthe

Boletín dedicado a la Literatura Infantil y a la Lectura.

(Este boletín se publicó por primera vez, bajo el nombre de El Mirador, en Cuba en diciembre de 1997 y ahora se reedita en la lista El Mangrullo y en Internet
usuarios.sion.com/mangrullo

ISSN 1666-3403 (correo electrónico)
ISSN 1666-3411 (en línea)

Auspiciado por la Secretaría de Educación del GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, por RESOLUCIÓN N° 117 / 5 de julio de 2001 y por el Ministerio de Educación Ciencia y Tecnología de la Nación, por RESOLUCIÓN N° 107SE de abril de 2002.

Las notas firmadas expresan ideas y opiniones que son responsabilidad de los firmantes y que no representan necesariamente las ideas y opiniones de EL MANGRULLO.


SUMARIO:

1 - SELECCIÓN, CENSURA Y AUTORITARISMO: FINALIDAD DE LAS BIBLIOTECAS / Raquel M. Barthe
2 - EL LIBRO COMENTADO
3 - EL SOMBRERO MÁGICO NOS REGALA UNA POESÍA
4 - CORREO DE LECTORES
5 - PREMIO FANTASÍA INFANTIL 2001


SELECCIÓN, CENSURA Y AUTORITARISMO: FINALIDAD DE LAS BIBLIOTECAS

Raquel M. Barthe

La Biblioteca Nacional fue creada como Biblioteca Pública de Buenos Aires, por decreto de la Junta Gubernativa de las Provincias del Río de la Plata, el 7 de setiembre de 1810, a inspiración del entonces secretario Dr. Mariano Moreno.

Este visionario escribió en La Gaceta del 13 de setiembre de 1810: "Las utilidades consiguientes a una biblioteca pública son tan notorias, que sería excusado detenernos a indicarlas. Toda casa de libros atrae a los literatos con fuerza irresistible, la curiosidad incita a los que no han nacido con positiva resistencia a las letras, y la concurrencia de los sabios con los que desean serlo produce una manifestación recíproca de luces y conocimientos, que se aumentan con la discusión y se afirman con el registro de los libros, que están a mano para dirimir las disputas."

Es conveniente analizar los motivos que lo inspiraron para la creación de una de las instituciones más antiguas de la Argentina y tenerlos presentes para no caer en la deformación de la finalidad que las bibliotecas cumplen dentro de la sociedad.

Mariano Moreno confió en la capacidad del ciudadano para elegir y digerir sus lecturas sin necesidad de que, previamente, fuesen seleccionadas por la biblioteca. La totalidad de los libros estaba al alcance de aquéllos que no habían nacido "con positiva resistencia a las letras", como punto de partida para aumentar sus "luces y conocimientos".

Toda selección implica un cierto grado de censura y arbitrariedad, puesto que deja fuera lo que el censor juzga inapropiado, según su criterio ; un criterio subjetivo y autoritario, ya que es así sólo porque él lo determina.

Cuando se confeccionan listas selectivas de títulos, se le quita al lector la posibilidad de poner en juego su libre albedrío, su juicio crítico y capacidad de elegir o su gusto personal y es por eso que resultan medidas autoritarias; tácitamente, todos los libros que no figuran en la bibliografía selectiva y aceptada como óptima, queda en un listado no escrito, "negro", que "no debe" ser leído. Es una forma de someter al usuario de biblioteca a una censura implícita y a un régimen perverso.

En los últimos tiempos, el libro y la lectura han ido perdiendo jerarquía y ya no se los considera como una prioridad para la educación; el poder adquisitivo ha disminuido y los presupuestos se recortan en la compra de libros, tanto a nivel individual como social y político. En los hogares no se forman bibliotecas y las únicas fuentes de lectura son las fotocopias (recortadas y descontextuadas) y las instituciones públicas, a donde se concurre, no con la intención de investigar o acceder a material valioso imposible de conseguir por otros medios, sino con la idea de obtener gratuitamente el libro que ya no se adquiere en forma individual.

Las bibliotecas, por su parte, tampoco cuentan con presupuesto para la compra y actualización de su fondo bibliográfico. Con los escasos recursos disponibles, es necesario realizar una adecuada selección de los títulos que se han de comprar, tratando de brindar al usuario lo mejor. Por supuesto, los libros ocupan lugar en los estantes y se procede a descartar el material obsoleto o deteriorado que ya no se consulta, para poder ubicar los volúmenes recientemente adquiridos.

Adoptar un adecuado criterio de selección no resulta fácil y se cae en el error de seleccionar de acuerdo a contenido, ideologías o calidad literaria y confundiendo lo antiguo con lo obsoleto, lo muy conocido con lo bueno y, por supuesto, lo poco conocido con lo malo. Así, muchas veces, la ignorancia de un bibliotecario pone fuera de uso obras excelentes y casi imposibles de hallar en el mercado, privando al estudioso y al investigador del servicio que debería cumplir la biblioteca.

El análisis del artículo que Moreno publicara en La Gazeta, informando a la población acerca de la creación de la Biblioteca Pública, permite recordar que el objetivo no es el "asistencialismo cultural". Las bibliotecas no sustituyen la falta de un presupuesto familiar que priorice la compra de libros, para ir allí en busca del que no se pudo comprar por falta de dinero; ése no es el objetivo de concurrir a una biblioteca. Al hacerlo es importante saber que en ese lugar se encontrarán títulos que no pueden hallarse en una librería, ya sea por su antigüedad, por su rareza o procedencia (nacional o extranjera); ejemplares que han agotado la edición y que ya no se reeditarán. Volúmenes que permitirán un trabajo de investigación, no una simple lectura económicamente gratuita.

Por otro lado, si queremos que se produzca "una manifestación recíproca de luces y conocimientos", debemos aceptar que la lectura es un eje generador de cultura indispensable para todo posible aprendizaje; que es una actividad consciente y voluntaria de personas que piensan libremente y que, por lo tanto, son capaces de elegir y seleccionar sus libros y emitir un juicio crítico acerca de los mismos.

Continuando con el camino marcado por Mariano Moreno y puesto que la lectura es el eje de todo posible aprendizaje, se hace imprescindible que cada biblioteca sea generadora, motivadora e incentivadora de una lectura crítica, creativa y libre, en todas sus formas y soportes.

La biblioteca tiene la obligación de ayudar a que los usuarios se formen desde el adentro como lectores activos y esto no se podría lograr si se arrogara el derecho de seleccionar censurando; entonces estaría ejerciendo sobre el lector su propia ideología en lugar de educarlo para que busque el libro y pueda elegir sus lecturas.

Ana María Machado dice al respecto: "La conciencia de la ideología presente en un libro y de la exposición crítica de sus males no debería llevar a un mundo donde alguien o algún grupo crea tener derecho de acallar a los demás, utilizando cualquier método, sólo porque no sigue exactamente la misma ideología. Esto no sería el final del mundo, pero sí llevaría, seguramente, al final de la palabra escrita."(1)

Y, en el cuento Hombre desgravable, de Manuel Pilares, leemos: "Todos nacemos indefensos contra las ideas y las creencias de las personas mayores, y por lo tanto si se nos infecta con ellas podemos convertirnos en fanáticos, o en tolerantes o seres libres ante los dictados de los demás. El remedio es en todo caso asimilar anticuerpos, antivirus de distintas clases, variedad de informaciones y lecturas desde la mas temprana edad, antes de que el cerebro sea ahormado por cualquier dogma".

______________________________________

(1) MACHADO, Ana María / Conferencia en el 24º Congreso Mundial de IBBY en Sevilla, octubre de 1994 : Ideología y libros para niños. -- p. 2-13 . -- En Revista latinoamericana de literatura infantil y juvenil. -- No. 1 . -- Bogota : (enero-junio 1995).


EL LIBRO COMENTADO:


OTERO, Rodolfo. Un viaje muy "espacial"/ Rodolfo Otero ; ilustraciones de Juan Lucas Castro. -- Buenos Aires : Sigmar, 1994. -- 72 p. : il. ; 20 cm. -- (Colección Sueños de papel / Olga Colella). -- ISBN 950-11-1023-0. – Primer Premio Fantasía Infantil 1995.

Novela lineal y breve destinada a preadolescentes, con una trama ideal e ingenua donde se enfrenta el bien contra el mal.

Aventura y ciencia ficción con algunos rasgos originales dentro de una temática no demasiado original Resolución fácil donde el bien triunfa, pero el mal no es castigado, sino que se transforma en bien.

Sin demasiado suspenso y con un final predecible, sin embargo la narración ágil y amena, llena de acción, invita a una lectura continua hasta llegar al final.

Una estructura simple y clara ubica al lector en el lugar de la escena y en el perfil de los personajes desde el comienzo. Lenguaje correcto y apropiado para el público infantil; sencillo y sin rebuscamientos.


EL SOMBRERO MÁGICO NOS REGALA UNA POESÍA


LOS CUENTA HISTORIAS

María de la Fe Álvarez


En una tarde del mes de enero
Vivi García hilvana cuentos
sobre el asfalto de los recuerdos.

Con un sombrero como divisa
a Buenos Aires llenan de risas.

No son bajitos
tampoco locos,
aunque les gusta comer pochoclo

Se conocieron por Internet
pero ni saben quién es Raquel.

En sus carruajes y limusinas
llegarán ogros, hadas y brujas
trayendo gorros en sus valijas

Vayan despacio y hagan memoria,
dejen que pasen:
“los cuenta historias”



CORREO DE LECTORES

¿Que encanto de cuento,
esa farola encantada
por un hada chiflada
en un atasco atrapada.

Cómo se dejó el vestido
y con él, la fantasía
de reinar y ser querido
a la luz de la farola
antes de llegar el día.

Raquel, DIVINO el cuento, me gusto mucho, pero mucho.

Mira Nave da palabra, salen dos sonetos míos http://www.navedapalavra.com.br/

Un abracito desde la distancia
Zandra Montañés Carreño


NOTICIAS


PREMIO FANTASÍA INFANTIL 2001
comunica sus nuevos números telefónicos:
(011) 4326-6712 / 6713 y 6714


Consultar el Índice

Arriba

Principal