EL MANGRULLO


Año 1 - Nro. 4 / 1 de noviembre de 2000

mangrullo@sion.com
www.angelfire.com/stars/rbarthe

Boletín dedicado a la Literatura Infantil y a la Lectura.

(Este boletín se publicó por primera vez, bajo el nombre de El Mirador, en Cuba en diciembre de 1997 y ahora se reedita en la Argentina, en la lista El Mangrullo)

El Mangrullo en Internet
usuarios.sion.com/mangrullo

ISSN 1666-3403 (correo electrónico)
ISSN 1666-3411 (en línea)

Auspiciado por la Secretaría de Educación del GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, por RESOLUCIÓN N° 117 / 5 de julio de 2001 y por el Ministerio de Educación Ciencia y Tecnología de la Nación, por RESOLUCIÓN N° 107SE de abril de 2002.

Las notas firmadas expresan ideas y opiniones que son responsabilidad de los firmantes y que no representan necesariamente las ideas y opiniones de EL MANGRULLO.


SUMARIO:

1 - Homenaje a Conrado Nalé Roxlo

2 - La visita del Sr. Ruiz – Raquel M. Barthe

3 - El libro recomendado

4 - El libro comentado

5 - Avisos clasificados


El 15 de febrero de 1898, nace en Buenos Aires, Conrado Nalé Roxlo...

En este número de El Mangrullo he querido rendir homenaje a Conrado Nale Roxlo, pero es mucho lo que de él puede decirse y lo que este escritor nos ha legado.

Por ello, y para conocerlo mejor, recomiendo remitirnos a las páginas de:

Tiempo y vida de Conrado Nalé Roxlo : entre el ángel y el duende / María Hortensia Lacau. - Buenos Aires : Plus Ultra, 1976.

La obra de Conrado Nalé Roxlo fue muy rica y extensa, sin embargo, ya que "El Mangrullo" es un boletín dedicado a la literatura infantil, evocaré algunos de sus poemas que escribiera para los niños.

Entonces, nada mejor que transcribir algunos fragmentos del libro de María Hortensia Lacau (op. cit. p. 139-141):

"La danza de las liebres" - (El grillo)

Al claror de la luna llena

sobre la plata de un calvero

hay un tambor que alegre suena

original tamborileo.

Para que el bosque bien celebre

la loca danza del amor,

es que se ha puesto Doña Liebre

a redoblar en su tambor.

Tambor que un verde duendecillo

en la floresta compuso

del pergamino ya amarillo

de viejas lunas en desuso.

Sobre la hierba corta y fina

ágiles patas saltos dan :

es la familia leporina

que danza al son del tarantán.

Coro gentil de liebres viejas

que dan la mano a los lebratos,

y entre respingos insensatos

lleva el compás con las orejas.

Mas en el bosque negro el blanco

calvero sólo quedará

cuando del fondo del barranco

suba la voz del aguará.

Y dice María Hortensia Lacau :

"Gracia, picardía, ritmo, ternura, son absolutamente inseparables en este poema.

El poema es en sí un cuento, con su pizca de amenaza final, y es en si también una danza, sus propio ritmo lo hace bailable. Las liebres viejas no han perdido su alegría, y por ella y por la dulce inocencia preservada -mundo infantil- se emparientan con la viajera extraviada, Doña Rata, de su tan conocido poema, que empieza así:"

Doña Rata salió de paseo

por los prados que esmalta el estío,

son sus ojos tan viejos, tan viejos,

que no puede encontrar el camino.

....................................................

"Y termina:"

A las ranas que hallo en una charca

Doña Rata pregunta el camino,

mas las ranas no saben que exista

nada más que su canto y su limo.

A buscarla salieron los gnomos,

que los gnomos son buenos amigos.

En la mano luciérnagas llevan

para ver en la noche el camino.

Doña rata regresa trotando

entre luces y barbas de lino.

Que feliz dormirá cuando llegue

a las pajas doradas del nido!

"Balada de Doña Rata" - (El grillo)

"Es muy importante para la literatura infantil, que tan alto poeta -él mismo que más tarde escribiría "La escuela de las hadas" * y sería el más tierno e imaginativo de los padres- demostrase que la poesía para niños debe tener fundamentalmente valores estéticos, y el rescate para el arte, del mundo mágico de la infancia."

* La escuela de las hadas / Conrado Nalé Roxlo. - Buenos Aires : Colihue, 1997


Y ahora, como regalo, un cuento bien porteño para aquéllos que no conocen Buenos Aires:

LA VISITA DEL SEÑOR RUIZ*

En China los ruiseñores son pájaros muy respetados y admirados, pero aquí... ¿quién conoce cómo es un ruiseñor? Si dijéramos un jilguero o un chingolo, entonces sí es hablar de pájaros conocidos, y lo mismo ocurre con el tordo o el hornero, pero... ¡un ruiseñor! Ese pajarito sólo aparece en los cuentos chinos. Si señor, en los cuentos chinos. Es por eso que algunos creen que se trata de algo así como un hada, un duende o cualquiera de esos personajes que en realidad no existen.

Sin embargo, los ruiseñores existen y son como todas las aves, de carne y hueso y, por supuesto, con muchas plumas.

Y esta es la historia de un ruiseñor que vivía en China y que un día decidió salir a recorrer el mundo y conocer otros piases.

Después de mucho volar sobre mares y continentes (a bordo de un avión, claro está) llegó a Buenos Aires.

Una bandada de gorriones le dio la bienvenida y con gran curiosidad preguntaron qué clase de pájaro era.

-Soy un ruiseñor.

-¿Un ruiseñor? -repitieron a coro y creyendo que se trataba de alguien muy importante volaron a desparramar la noticia de su llegada.

-Ha venido el Sr. Ruiz; ha venido el Sr. Ruiz...

Y la noticia voló de pico en pico y se extendió de un extremo a otro de Argentina despertando la curiosidad y deseos de conocerlo.

Todo aquél que tenía el cuerpo cubierto de plumas, emprendió viaje hacia la ciudad para ver al famoso señor Ruiz. ¡Hasta los plumeros dejaron de sacudir en su pretensión de viajar!

Los primeros cóndores que llegaron y se posaron sobre los cables que atraviesan el cielo de la calle San Martín, no sólo produjeron un tumulto, sino que también destruyeron la red telefónica con su gran peso y dejaron incomunicada a media ciudad.

Mientras tanto, en Plaza Congreso, el tránsito se detuvo causando terribles embotellamientos a causa de los flamencos que mojaban sus largas patas en a fuente. Y las palomas, temerosas de la invasión, se peleaban con loros y cotorras que no dejaban de chillar:

-Señor Ruiz... señor Ruiz, señor Ruiz...

En todos los barrios se producían contratiempos semejantes, y otros aun peores, cuando la gente se distaría observando las aves: caminaban mirando hacia arriba y chocaban entre ellos, tropezaban, caían... en fin, sufrían toda clase de accidentes insólitos.

El pequeño ruiseñor, posado en la punta del Obelisco, miraba tanto desorden y confusión mientras pensaba: «¡Que país tan loco!» y «¿Quién será el Sr. Ruiz? Seguramente alguien muy importante, acaso el presidente.»

Y como nadie reparaba en un pajarito tan pequeño, decidió regresar a China.

Y se fue.

Una semana más duró aquel lío. ¡Una semana completa! Hasta que las aves comenzaron a pensar que eso del Sr. Ruiz era puro cuento, ¡un cuento chino! ¿Quién habría empezado el rumor? De dónde habría salido la falsa noticia? Nunca se supo, pero poco a poco emprendieron el regreso hacia sus pagos y Buenos Aires volvió a la normalidad.

Y pasaron muchos años y el asunto se olvidó por completo.

Y cuando algún pajarito joven pregunta a su abuelo:

-Pío Nono, ¿qué es un ruiseñor?

El anciano responde:

-Sólo un personaje de cuento..., pero de cuentos chinos, si señor.

RAQUEL M. BARTHE

* Este cuento obtuvo una mención en el concurso organizado en 1987 por la Unión Trabajadores de Prensa de Buenos Aires y publicado, junto con los otros trabajos seleccionados, en una antología titulada Cuentopibes que se distribuyo gratuitamente, en el Día del Niño, entre los hijos de los afiliados al gremio de prensa.


EL LIBRO RECOMENDADO

1)

En el ojo del tornado / Olga Monkman. - (Colección El Mirador) -- Buenos Aires : Guadalupe, 1995

2)

Abeja / Anatole France. -- (Colección El Mirador. Serie El Balcón) -- Buenos Aires : Guadalupe, 1986. - ISBN 950-500-139-8

3)

Las hadas jubiladas / Estela María Gadea de Leiguarda. -  (Colección El Mirador. Serie La Ventanita) -- Buenos Aires : Guadalupe, 1991. - ISBN 950-500-270-X


EL LIBRO RECOMENDADO Y COMENTADO:

1)

Cuentos para condimentar a gusto / Estela María Gadea de Leiguarda. - (Colección El Mirador. Serie El Balcón) -- Buenos Aires : Guadalupe, 1992. - ISBN 950-500-273-4  

Este libro fue galardonado con el Primer Premio de literatura infantil, categoría 2, "Martha A. Salotti, 1990".

Son nueve cuentos sugeridos para ser leídos desde los 9 años.

Y en la contratapa leemos: "Calentitos como rodajas de pan casero, así están los cuentos de este libro. Y esperan que cada uno de nosotros le regale su condimento. Así, algunos cuentos serán dulces; otros, amargos; otros, picantes o crocantes de risa.

Y en cada rodaja recién amasada aparecerán sabores y preguntas. Por ejemplo, acerca de una sombra: ¿puede una sombra alta y libre ayudarnos a crecer? Acerca de una almohada: ¿hay preguntas que sólo ella puede responder? Acerca de la vida en el año 2987... o acerca de un árbol: puede estar confundido por el dolor?

2)

Cocorí / Joaquín Gutiérrez. - 10a. ed. -  (Colección El Mirador) -- Buenos Aires : Guadalupe, 1992. - ISBN 950-500-011-3

 

Una historia en diez capítulos con brillantes diálogos.

Se sugiere su lectura a partir de los 11 años.

El autor nació en Puerto Limón, Costa Rica.

Su obra Cocorí ganó en 1947 el premio Rapa Nui en Chile y, a partir de 1957, fue traducida al francés, alemán, ucraniano, checo y esloveno, entre otros.

Cocorí es un negrito de cabello apretado en pequeñas motas, que vive enamorado de los árboles milenarios de la selva.

Deslumbrado por una niña de ojos celestes, le regala caracoles nacarados, estrellas de mar y arbolitos de coral.

Junto a dos amigos (una con una enorme joroba jaspeada y el otro, bailarín que danza de rama en rama) buscan palabras que den razones a preguntas sin respuesta.

Así descubren que se puede vivir mucho en un ratito y que cada minuto útil vale más que todo un año.

3)

Cuentos de magia y realidad / Olga Monkman. - (Colección El Mirador. Serie El Balcón) -- Buenos Aires : Guadalupe, 1989. - ISBN 950-500-215-3  

Se sugiere la lectura por parte del niño, desde los 8 años.

"¿Que pasaría si vivieras la aventura de Jerónimo que al tocar la flauta encontrada casualmente en un rincón del jardín, su perro Otto que estaba a su lado se transforma en un chico?

Y cuando los dos muchachos van a recorrer un supermercado -al que Otto nunca había podido entrar porque estaba prohibido- su nuevo amigo, ¿vuelve a convertirse en perro?

Éstas y otras sorprendentes y risueñas aventuras aparecen en las páginas de este libro que ya está esperando que lo leas."


avisos clasificados

Y antes de despedirnos, me gustaría agregar una sección de "avisos clasificados" que inauguraré con estos:

1)

RAQUEL M. BARTHE (escritora)

Busca lectores de cualquier edad y sexo, con o sin experiencia.

Trabajo ad honoren con buena rentabilidad intelectual y espiritual.

Interesados dirigirse personalmente a cualquier biblioteca pública, popular o escolar o a cualquier librería.

2)

ANA LAURA GALLARDO (18 años)

Presidenta del Club del Libro Infantil.

Busca socios con iniciativa y muchas ganas de leer.

No se necesita capital.

Rentabilidad intelectual y espiritual asegurada.

Dirigirse por carta a:

Otamendi 551 - 5to. "16"

1405 Bs. As.

Argentina


Consultar el Índice

Arriba

Principal